<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d2688148027787232579\x26blogName\x3dCR%C3%93NICA+ELECTROPROLETA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicaelectroproleta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicaelectroproleta.blogspot.com/\x26vt\x3d3468751951596929601', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

ESCAPA

SARDESC

THE PRODIGY

viernes, 27 de febrero de 2009


Después de años de silencio obligado, Liam Howlett, con sus bailarines favoritos: Keith Flint y Maxim Reality; vuelven a las pistas de baile con un disco fuerte, que si bien dicen que "vuelven a sus raíces" como banda, la verdad es que hay que desmentirlo en cierto aspecto. The Prodigy, señores, está sonando potentísimo, y si hablan de "raíces", yo creo que se refieren a esos aires medios "techno-de-gimnasio" que lamentablemente poseen algunos tracks.

A pesar de lo último mencionado, Invaders Must Die es un discazo, analizable una y otra vez, por el empleo desenfrenado -pero siempre inteligente- de beats renovados y sonidos readaptados.

Aquí va el disco.

INVADERS MUST DIE

Etiquetas:

Author: David Guerrero Valenzuela » Comments:

PROPELLERHEADS

viernes, 13 de febrero de 2009


Había una vez dos tipos medios esquizofrénicos, buenos pa la patineta, el hip hop y las películas de James Bond. Sus nombres eran Alex y Will, oriundos de Bath, Inglaterra.

Entonces se reunieron y empezaron a trabajar en el ritmo que marcó finales de los noventa en la electrónica: el Big Beat. Se dieron a conocer con "Dive!" un potentísimo track de mucho ambiente de espías y persecuciones.

Claro, Propellerheads son considerados (al igual que Fatboy Slim, The Chemical Brothers, Leftfield, Bentley Rhythm Ace, etcétera) los padres y forjadores del género éste. De un Breakbeat más ralentizado, y mayor trabajo en synths y scratches, el Big Beat era un ritmo de difícil degustación sentado en un sofá. He ahi su popularidad en dancefloors y gigs.

Bueno. Cuando salió su ¿único? disco "Decksandrumsandrockandroll", año '98, empezó a quedar la grande. Temas potentes como "Take California", el ritmo suave y potente de "Winning Style", la descabellada "Bang On!" la voz de la mitológica Shirley Bassey en "History Repeating", la épica "On Her Majesty's Secret Service" (absoluta y enteramente 007).

Muchas de estas pistas fueron utilizadas en diversas películas, series de televisión y hasta videojuegos. De por sí, "Spybreak (Short One)" es pieza clave en la escena del lobby de la película "The Matrix", siendo casi un himno urbano. Claro, "The Matrix" fue una película con mucho Big Beat en su soundtrack, he ahi su energía.

Etiquetas:

Author: David Guerrero Valenzuela » Comments:

GOLDFRAPP

jueves, 12 de febrero de 2009


Pasé un tiempo en mi vida en el cual cuestionaba seriamente el rol de la mujer en la música. Que no suene machista. Al contrario: en esta sociedad sucia y machista que deja a la mujer en la cocina (o al menos eso sigue intentando a duras penas), musicalmente la mujer -a mi muy personal punto de vista- se restringia a canciones donde su voz o era sexona o masculina o moda. Pero nunca mujer como tal.

Sí, ésto me llevó a serias discuciones con muchas personas. Que cómo se te ocurre decir eso, que qué te parece Violeta Parra, Janis Joplin, Alanis Morrisette, Norah Jones... y la verdad es que siempre hay un pero. Blablá. No me convence. Maldición, cómo es posible que nadie cante como mujer.

Y un buen día una buena amiga se decidió erradicar (de manera implícita) mi manera de pensar. Y entre todos los aciertos que dio, destaco a la inglesa Alison Goldfrapp. Aquí puede usted criticarme de inconsecuente: Goldfrapp usa y abusa de su voz sexona en algunos temas específicos. Pero tiene un extra, pueden ser las melodías, su voz muy femenina, los ritmos pausados y a veces melancólicos. Realmente siento que una mujer es la que canta, y no una creación erótica de un sello discográfico.

Para qué hablar de las alabanzas y buenas críticas por su trabajo en el mundo especializado. Poco importa. Recomiendo a Golfrapp por involucrarse de una manera excepcional en el mundillo musical machista. Y siempre digna. Siempre mujer.

Etiquetas:

Author: David Guerrero Valenzuela » Comments: