<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d2688148027787232579\x26blogName\x3dCR%C3%93NICA+ELECTROPROLETA\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicaelectroproleta.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicaelectroproleta.blogspot.com/\x26vt\x3d3468751951596929601', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

ESCAPA

SARDESC

GOLDFRAPP

jueves, 12 de febrero de 2009


Pasé un tiempo en mi vida en el cual cuestionaba seriamente el rol de la mujer en la música. Que no suene machista. Al contrario: en esta sociedad sucia y machista que deja a la mujer en la cocina (o al menos eso sigue intentando a duras penas), musicalmente la mujer -a mi muy personal punto de vista- se restringia a canciones donde su voz o era sexona o masculina o moda. Pero nunca mujer como tal.

Sí, ésto me llevó a serias discuciones con muchas personas. Que cómo se te ocurre decir eso, que qué te parece Violeta Parra, Janis Joplin, Alanis Morrisette, Norah Jones... y la verdad es que siempre hay un pero. Blablá. No me convence. Maldición, cómo es posible que nadie cante como mujer.

Y un buen día una buena amiga se decidió erradicar (de manera implícita) mi manera de pensar. Y entre todos los aciertos que dio, destaco a la inglesa Alison Goldfrapp. Aquí puede usted criticarme de inconsecuente: Goldfrapp usa y abusa de su voz sexona en algunos temas específicos. Pero tiene un extra, pueden ser las melodías, su voz muy femenina, los ritmos pausados y a veces melancólicos. Realmente siento que una mujer es la que canta, y no una creación erótica de un sello discográfico.

Para qué hablar de las alabanzas y buenas críticas por su trabajo en el mundo especializado. Poco importa. Recomiendo a Golfrapp por involucrarse de una manera excepcional en el mundillo musical machista. Y siempre digna. Siempre mujer.

Etiquetas:

Bookmark this post to del.icio.us Digg this post! Bookmark this post to Yahoo! My Web Bookmark this post to Furl